5.4.11

...SEMANAS DESPUES

Ayer domingo fuimos de nuevo a la balsa. Queríamos comprobar si todavía perduraba el efecto negativo de las lluvias (ver entrada anterior)

Se ve que el agua que cae del cielo en esta zona trae lodos disueltos que, una vez secos, quedan amontonados en recintos como este.

Ironías a parte, aunque me cueste quitarme de la cabeza las "sabias" palabras del agente de medio ambiente, vimos el "después" del gran llenado con lodos de este recinto que describí en la entrada anterior. Es increíble, no encontramos ni rastro de los peces muertos. Supongo que las gaviotas se habrán encargado de borrar hasta la más mínima huella de este triste episodio. Quien visite este lugar por primera vez no podría imaginar lo que allí ocurrió.





Es triste descubrir como estos acontecimientos pasan a ser historia. Si estas dos desagradables entradas tienen alguna intención es la de hacer eco de lo que allí pasó y el destino quiso que presenciáramos. Dentro de poco habrá otra zona de anidamiento de charrancitos. Me pararé desde el coche con los prismáticos para ver el deambular de estos graciosos pajarillos, pero nunca me podré quitar de la cabeza el agónico nadar de cientos de lisas moribundas que daban vueltas entre el barro buscando un poco de oxígeno que les dejara continuar existiendo. Una simple llamada de teléfono hubiera bastado para evitar una muerte masiva tan absurda.

Una simple llamada de teléfono...

Pero la vida sigue, y lo que son las cosas... Antes de llegar a esta balsa nos encontramos con otra obra, en pleno parque natural. Se ha abierto una enorme zanja que atraviesa las playa y los arenales que las preceden. Su misión.... pensad mal y acertareis. Unas grandes tuberías conectarán una monoboya situada en mar abierto con la refinería del polo químico, atravesando por medio del parque natural.




Ah, se me olvidaba que una vez tapada con arena no se notará y no incomodará a nadie. Será otra buena zona de cría para aves a la que acudirán los naturalistas a sacar preciosas fotografías.

Estoy harto de tanta mentira.

6 comentarios:

Carlos Del Rey. dijo...

Cuando vi la anterior entrada no pude evitar sentirme mal, y visto lo último se me queda el mismo cuerpo.
No entiendo al ser humano, luego vienen las catástrofes y nos sorprende…
Un saludo Luis, es un placer leerte de vez en cuando aunque sea con estas cuestiones.

Álvaro-Satubetis dijo...

Luis, el otro día estuve de pesca en Mazagón, y unos señores mayores, del Norte parecían, me preguntaron que cual era la causa de una mosqueante espuma que se pegaba en sus pies mientras paseaban, y que les hizo dar media vuelta...
Cuando les expliqué a donde va a parar el alcantarillado de la mayoría de pueblos costeros no salían de su asombro.
Es más, a unos cien metros de donde estábamos había una alcantarilla y bajo ella quedaba descubierta una gran bocana por donde toda la mierda sale directa al mar.
A ver si pongo las fotos de la espuma en el foro... En fin, lo más triste de todo, en mi opinión es que es difícil que esto cambie, pues aquí la gente en nuestra tierra (perdón por la expresión), pero mama que da gusto. Nos tragamos todo lo que haga falta, mientras tengamos cerveza fría y fútbol.... pan y circo que se dice.
Perdón por el tocho Luis.

Un abrazo
Un saludo

Jose dijo...

Las gaviotas, cormoranes y moscas, rabajan rápido. Los cadáveres se despacharon en poco tiempo, como ocurrió en el embalse del Xallas.
No acierto a comprender algunas actuaciones que se hacen por el mundo adelante. ¿Acaso pondríamos una cárcel junto a un colegio?
Los parque naturales o reservas, no deberían ser mucho más que un espacio protegido, con muy pocos o nulos elementos artificiales. Sería partidario de facilitar el acceso a gente discapacitada, etc.
Las tuberías ocultas no deja de ser otro problema en potencia. ¿Acaso si una central nuclear se instalara bajo tierra (fuera de la vista), dejaría de existir un riesgo?
Las obras del AVE están haciendo verdaderos estropicios en los ríos gallegos. No se trata de hacer el menor daño posible. Se trata de avanzar las obras, para cumplir plazos. Pero ¿a qué precio? Sin duda: El que sea necesario.
Se vedan tramos de río para que no se vea lo que se hace, pero los pescadores caminamos y miramos lo que ocurre.
Sigue así Luis, que yo también lo haré (por ahora). No me harto de ayudar en lo que crea conveniente, pues a diario se comenten muchas barbaridades.
Saludos.

Eduardo/Peskcor dijo...

Luis me alegra saber de ti. Noticias como esta no hacen sino confirmar la tremenda hipocresía de este país y cinismo respecto al Medio Ambiente....se me olvidaba¡ pero si hay un Ministerio y una Consejería de eso! Hipocresía pura hipocresía!!Eso del Medio Ambiente es solo más un término del Marketing.
De lo relativo a este tema en Andalucía,mejor ni hablamos.

El cartel decía ¿Charrancitos?...la cosa tiene cojo..

Un saludo.

Alvarobetico dijo...

Pues si Luis, ya tenemos nueva zona de cría de charrancitos en el espigón y como bien dices nadie se acordará cuando pase algo de tiempo. Una lastima que no se asegurara nadie de tener la balsa limpia de peces antes de vertir toda esa porquería.

No hay que irse muy lejos de esas balsas para ver cosas en la misma linea, justo enfrente de éstas se encuentra la playa de Ciparsa (la del muelle del Vigia), es impresionante la basura y aceites que puedes encontrar depositados en esa arena, sobretodo en el ultimo tramo del arenal, la zona mas cercana al dique del puerto de Huelva. Es una pena porque ademas de estar en paraje natural es una buena zona de pesca pero hay que jo..., a nadie se le ocurre hacer una limpieza mínima de vez en cuando.

En fin, tenemos un paraje natural que huele a gas, con metales mas o menos pesados y con aceites dispersos por sus aguas, para flipar.....

A seguir hacia adelante Luis, no queda otra!

un saludo compañero

Leo Kutú dijo...

Hno. de los anzuelos, Luis:
Es más de los mismo que pasa en todo el Planeta.
El exacerbado egoísmo de algunos humanos, en "mejorar" DETALLES perjudicando ESENCIAS...
Algún día advertirán la diferencia y tal vez cambiarían el concepto que tienen de qué es progresar.
Mientras tanto, debemos seguir consecuentes con lo nuestro.
Un abrazo gigante y,...
Un afectuoso sapukay.-